A nombre del Conservatorio de Música de Puerto Rico y en el mío propio les doy la más afectuosa bienvenida a todos los estudiantes que durante esta semana se estrenan como miembros de nuestra institución, saludo que lleva consigo un profundo afecto y el deseo de que esta experiencia marque el inicio de una etapa fundamental en sus vidas, tanto en lo académico como en lo personal.

Sé lo que representa el ingreso a una institución universitaria, de las expectativas que plantea y también de las incertidumbres que trae consigo, pero de la misma manera tengo la certeza de que significa la oportunidad inmensa de comenzar a concretar las ilusiones que todos ustedes se han forjado, quizá desde la infancia y a través de la adolescencia y juventud.

Si bien estas palabras son para todos los estudiantes que en estos días comienzan a ser miembros de nuestra institución, deseo hacer hincapié en el cariño con el que recibimos a todos los jóvenes que nos visitan provenientes de otros países, con la esperanza de que la nostalgia por sus respectivos terruños pronto sea mitigada por la calidez y el afecto nuestros.

Alguna vez tuve la edad que ustedes tienen y también los mismos sueños, inquietudes que tuve la bendición de transformar en mi realidad gracias al Conservatorio de Música de Puerto Rico, de la misma manera que lo han hecho innumerables artistas de calibre internacional, muchos de los cuales son miembros de nuestra facultad y con quienes ustedes compartirán el aula y sus conocimientos.

Los invito a que aprovechen a cabalidad este privilegio, que permitan que lo mejor de ustedes se manifieste entre los muros de este recinto histórico que de alguna manera es una extensión del hogar de todos nosotros y que ser miembros de esta gran familia se convierta en parte del ADN de cada uno de ustedes.

Una vez más, bienvenidos. Esta es su casa…

IMPRIMIR / VER PÁGINA EN FORMATO PDF image_pdfimage_print

Categoría(s): Estudiantes , Facultad , Noticias