Antecedentes


Desde los tiempos de la colonia española han habido varios intentos para establecer un conservatorio de música en Puerto Rico. Bajo el gobierno de España el primer intento que dio resultado fue la Academia de Música del Municipio de San Juan en 1871. Ésta duró unos tres años. Luego del cambio de soberanía Fernando Callejo prepara un plan en 1898 para establecer un Instituto Superior de Enseñanza Musical, el cual nunca llegó a realizarse. En 1919 la Cámara de Delegados aprueba lo que hubiera sido la Academia de Música, Canto y Declamación, a cargo de la Junta de la Universidad de Puerto Rico y siguiendo el modelo del Conservatorio de París. A pesar de contar con el aval de la Cámara, el Gobernador Arthur Yager vetó el proyecto.

No obstante haberse vetado el proyecto para crear el Instituto, la idea de un conservatorio siguió adquiriendo seguidores. Entre los que más ayudaron a promover la idea fueron Felipe Gutiérrez y Espinoza, Ana Otero, Braulio Dueño Colón, Julio Arteaga, Francisco Verar y Fernando Callejo. En 1921 se unen a la lucha Arístides Chavier, Trina Padilla de Sanz y el tenor Antonio Paoli. Durante los próximos quince años estos últimos fueron los principales propulsores de la idea de un conservatorio apoyado por el gobierno. En 1931 la hija de Julio Arteaga, Genoveva de Arteaga, organizó en San Juan la Academia de Música de Chopin, que luego se convierte en el Conservatorio de Música de San Juan. Este primer conservatorio fue patrocinado por María Luisa Saldaña de Juliá, Esther A. Fano, Edna F. Bartholomeu y Nilita Vientós Gastón. Su logro más notable fue la producción de la ópera La Bohème de Puccini el 11 de diciembre de 1935, cuya productora y directora musical fue la misma Genoveva de Arteaga.

En 1969 hubo también un intento de hacer un conservatorio por parte del Puerto Rico Junior College, pero éste duró apenas dos años por dificultades económicas.

El Conservatorio hoy día


 
El actual Conservatorio de Música de Puerto Rico fue creado a finales de la década de 1950 como parte de Operación Serenidad, un proyecto del entonces Gobernador Luis Muñoz Marín para establecer en el país organismos e infraestructura para el desarrollo de la cultura y la educación. Sin embargo, la idea de un Conservatorio para la isla no fue parte de este proyecto originalmente. La Orquesta Sinfónica de Puerto Rico y el Festival Casals fueron medulares a Operación Serenidad desde un principio, pero no fue hasta 1959 que el gobierno cobró consciencia de que junto con una orquesta debería existir también un conservatorio de música para nutrir a la orquesta en el futuro. Es entonces que el legislador Ernesto Ramos Antonini propone lo que se convertiría en la Ley Núm. 35 del 12 de junio de 1959 que crea el Conservatorio de Música de Puerto Rico.

A través de los años el Conservatorio ha estado adscrito a varias agencias gubernamentales, entre ellas: la Compañía de Fomento Económico, la Administración para el Fomento de las Artes y Cultura y la Corporación de las Artes Musicales. La Ley Núm. 141 del 9 de agosto de 1995 le concede finalmente autonomía fiscal y administrativa, convirtiendo al Conservatorio en una corporación pública regida por una junta de directores designada por el Gobernador y aprobada por el Senado de Puerto Rico.

IMPRIMIR / VER PÁGINA EN PDF image_pdfimage_print